Washingtonia Robusta

Alcanza una altura de hasta 35 metros, con un tronco esbelto y simple de un diámetro no superior a los 35-40 centímetros. Sus hojas son costapalmadas, es decir, que tienen forma de abanico, con algunos hilos blancos. Los pecíolos son largos y van armados con espinas gruesas. Prefiere zonas costeras, resiste bien hasta 6º grados bajo cero aunque en lugares del interior ha soportado temperaturas inferiores. Se comporta muy bien con el calor. Agradece el riego pero también se adapta a los terrenos secos. Es la palmera ideal para formar grupos, pies aislados y en alineaciones.